Acusan a un ministro de encubrir a Lula

EFE
RIO DE JANEIRO

El ministro de Justicia de Brasil, Marcio Thomaz Bastos, fue señalado ayer por la revista brasileña Veja de articular maniobras para blindar al presidente y candidato a la reelección, Luiz Inácio Lula da Silva, contra los escándalos de corrupción en el Partido de los Trabajadores (PT) que afectaron fuertemente el último tramo de la campaña electoral.

Texto completo


  En el más reciente de ellos, conocido el 15 de septiembre cuando dos asesores del PT preparaban la compra de un expediente con pruebas falsas contra candidatos opositores, Bastos habría recomendado un abogado de su confianza para el principal implicado y propuesto argumentos de defensa para los demás involucrados.

El nuevo escándalo causó cinco bajas en el entorno de Lula, incluida la de su jefe de campaña Ricardo Berzoini, quien estaba informado de las negociaciones para comprar el dossier con pruebas falsas contra el candidato a la presidencia, Geraldo Alckmin, y el ahora gobernador electo de Sao Paulo, José Serra, ambos del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

El informe fue preparado por un empresario vinculado a una mafia que vendió mil ambulancias al Estado mediante licitaciones amañadas y créditos concedidos en forma fraudulenta, un caso por el que están bajo sospecha unos 80 diputados de 10 formaciones políticas.

Veja, que cita como fuentes a comisarios policiales, informa que cuando Gedimar Pereira Passos, entonces asesor de la campaña de Lula, fue detenido con 1,7 millón de reales (unos $800,000 ), Bastos llamó al superintendente de la Policía Federal en Sao Paulo, Geraldo José Araújo, y le preguntó: ``¿Eso salpica al presidente?''.

La repercusión de este escándalo, en opinión de analistas, se reflejó en las elecciones del 1ro de octubre, cuando la cómoda ventaja en las encuestas que hacían presagiar la reelección directa de Lula se redujo hasta hacer necesaria la nueva disputa con Alckmin en una segunda vuelta, el 29 de octubre.

El semanario, cuya nueva edición comenzó a circular ayer,asegura que el ministro recomendó y sigue de cerca el trabajo del abogado que defiende a Freud Godoy, ex guardaespaldas personal de Lula y quien hasta su destitución, hace casi un mes, desempeñaba un cargo de asesor especial del presidente en el Palacio do Planalto.

Godoy fue acusado de ordenar la compra del expediente por el abogado, ex policía y militante del partido de Lula, Gedimar Passos, quien fue detenido con la millonaria suma en efectivo en un hotel de Sao Paulo en compañía de Valdebran Padilha.

Después de acusar a Godoy, Passos modificó su declaración y aseguró que fue presionado psicológicamente por policías para dar nombres.

El ministro de Justicia, siempre según Veja, también habría orientado la respuesta a una reciente denuncia del diario O Estado de Sao Paulo, según la cual, el mismo Freud Godoy habría recibido un depósito de 396.000 reales (más de $188,000 ) de un inversor.

La publicación se pregunta por qué hasta hoy no ha sido levantado el secreto bancario de un antiguo guardaespaldas que en los últimos años se convirtió en un próspero hombre de negocios ligado al ramo de la seguridad privada.




© 2006 El Nuevo Herald and wire service sources. All Rights Reserved.
http://www.miami.com

Adicionar comentário

Código de segurança
Atualizar