Imprimir
Categoria: Diversos
Acessos: 2804

 ARGENPRESS.info - Buenos Aires, 7 / 11 / 2007
El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, salió en defensa de lo que llamó 'reelecciones infinitas' de su homólogo venezolano Hugo Chávez, aunque rechazó la posibilidad de modificar la legislación para poder postularse a un tercer mandato en 2010, lo que está vedado por la Constitución de su país.

 

 

 

Texto completo  

 

 

En diálogo con periodistas en Brasilia, el mandatario respondió a los cuestionamientos de la prensa sobre si tendría la pretensión de impulsar una reforma constitucional para abrir el camino a un nuevo período de cuatro años a partir de 2011, así como lo hizo el venezolano.

En defensa de la reelección continua que posibilita la nueva Constitución de Venezuela a Chávez, Da Silva citó el caso de la ex primera ministra del Reino Unido, Margaret Tatcher, quien se mantuvo 11 años en el poder, y del ex canciller alemán Helmut Kohl, quien lo hizo por 12 años.

'Hay gente que cree eso. Es divertido porque yo ya vi a Margareth Thatcher ser tantas veces electa primera ministra, ya vi a Helmut Kohl quedarse tantos años en el poder, y nunca vi a nadie preguntar si la propuesta de varios mandatos consecutivos era mala', dijo el presidente defendiendo a su colega venezolano.

Al mismo tiempo, el mandatario brasileño calificó de 'insensatez política' la tentativa de algunos de sus aliados de promover una reforma legislativa que autorice un tercer mandato presidencial.

'Brasil no puede jugar con una cosa llamada democracia. Demoramos mucho, mucha gente sufrió para que consolidáramos la democracia, creo que ella se está consolidando. Yo ya estaba contra la reelección de un mandato, ¿por qué estaría a favor de la reelección de otro mandato?', preguntó.

Según él, la discusión sobre las elecciones sólo le interesa ahora a la oposición, frente un gobierno que está con menos de un año de su segundo mandato, y aseguró que reclamará al Partido de los Trabajadores (PT) que lo llevó al poder una posición contraria a una eventual enmienda constitucional.